Los discursos más inspiradores de la historia

Vale, quizá me haya pasado un poco. Quizá no sean los discursos más i inspiradores de toda la historia (si es que llevamos ya sumados unos cuantos años con la tontería). Pero eso sí, son mis preferidos y te prometo que no te van a dejar indiferente.

No se vosotros, pero yo soy muy fan de los discursos inspiradores. Aquellos que nada más terminas de escucharlos te ponen las pilas y te levantan de la silla aplaudiendo y gritando como loco «¡quiero vivir!». Quien me conoce bien, sabe que a menudo recurro a ellos.

Me gustan porqué te tocan el alma, te hacen pensar, te animan a salir de tu zona de confort y del camino marcado por la sociedad para buscar tu propio sendero. Me gustan porqué te hacen reflexionar, cuestionar, soñar. Te hacen sentir invencible. Me encantan estos discursos porqué te dicen verdades. Verdades que acostumbramos a pasar por alto mientras el tiempo nos consume a un ritmo frenético y casi abusivo, sin darnos cuenta.

Y como me gustan tanto, hoy voy a compartir con vosotros mis preferidos. Yo los llamo «discursos de cartera», porqué habría que llevarlos siempre encima.

¡Dale al play y toma las riendas de tu vida!

1. Como vivir antes de morir (Steve Jobs)

Después del famosísimo «I have a dream» (tengo un sueño) de Martin Luther King, creo que este es el discurso más reproducido del mundo. Y no me extraña.

Todos conocemos el carisma y la increíble capacidad de comunicar que tenía este hombre. En su discurso, Steve Jobs nos cuenta su recorrido de vida para que entendamos cómo llegó hasta el éxito, (ya os adelanto que no le fue nada fácil). Jobs habla especialmente de creer en tu talento, en tu pasión, sin dejar que un sistema educativo altamente limitado te frene y que los obstáculos de la vida te consuman.

Merece mucho la pena escucharle.

2. Más allá de nuestra piel (Jim Carrey)

Siempre con el humor bajo el brazo, en este discurso Jim Carrey deja entrever su lado más espiritual.

Carrey nos hace reflexionar acerca de lo que somos, pero también de lo que podemos ser más allá de nuestra piel, de nuestro cuerpo. Nos habla del miedo (que nos bloquea a menudo), y de nuestra gran capacidad de tomar decisiones y forjar tu destino.

Sin duda alguna, no te puedes perder este gran discurso.

3. El mundo que dejamos (Severn Suzuki)

Cuando el cambio climático todavía no estaba en la orden del día en las cumbres internacionales de forma continua, una niña de apenas 12 años dio una lección al mundo, dejando sin palabras a los más altos mandatarios de la ONU (por decirlo claro, no supieron ni dónde esconderse a lo largo de su discurso).

A menudo olvidamos que las palabras de nuestros niños y niñas contienen una sabiduría única, y una enorme sensatez. Cuando se trata de construir un mundo mejor, tendríamos que tenerles siempre presentes.

4. A vosotros, jóvenes (Pepe Mújica)

En mi vida he admirado tanto a un político. Para mi, Pepe Mújica es todo un ejemplo a seguir. La coherencia en persona. Ojalá llegue a mi vejez pudiendo decir que he hecho tan sólo la mitad de cosas buenas que este hombre ha hecho para su país y para su gente.

«La vida se te escapa y se te va minuto a minuto… ¡y no puedes ir al supermercado a comprar vida!».

Si eres joven, este mensaje es para ti. No hace falta decir nada más.

5. Los 3 pilares de la vida (Oprah Winfrey)

Oprah empieza su discurso aclarando que podría decirnos muchas cosas, pero que nos va a decir solo tres. ¿Quieres saber cuáles son?

Te voy a hacer un spoiler. La primera de ellas es: pregúntate a ti mismo «quién soy«.

Te prometo que después de escuchar este discurso vas a replantearte toda tu vida y la filosofía con la que la contemplabas de lejos.

6. Las escuelas matan la creatividad (Ken Robinson)

El título ya lo dice todo. Así, sin más: «Las escuelas matan la creatividad». Una afirmación que ya de por si te pica la curiosidad, ¿verdad?. ¿Por qué Ken Robinson afirmaría tal cosa?. ¿Cómo pueden las escuelas, templos del aprendizaje y de la educación, de nuestra construcción como seres sociales, matar la creatividad?

Te aseguro que Robinson te hará reflexionar, y mucho, sobre el sistema educativo y la forma en que desarrollamos nuestros talentos y pasiones.

7. El verdadero feminismo (Emma Watson)

Carajo, pero ¡cómo ha crecido Hermione Granger!

La mayoría de nosotros seguramente va a pensar sólo eso cuando empiece a escuchar este discurso.

Sin embargo, a medida que se desarrolle, te va a atrapar tanto que al final sólo vas a poder decir «que gran mujer». Y es que, más allá de lo que entendemos todos por el término «feminismo», Emma Watson nos deja bien claro que la igualdad de género no consiste sólo en que hombres y mujeres obtengan el mismo sueldo por el mismo trabajo…

Sin duda alguna, un gran discurso.

8. ¡Esto no se acaba hasta que yo gane! (Les Brown)

Este discurso es un chute de adrenalina. No sólo por el hecho de que te engancha desde el minuto 1 con su increíble expresión corporal y su característico y potente tono de voz, sino porqué al final vas a querer gritar con todas tus fuerzas: ¡Esto no se acaba hasta que yo no gane!

Os lo aseguro, si hay alguien capaz de haceros creer en vosotros mismos, en vuestros sueños, este es Les Brown en menos de media hora.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Ahora es el momento de dar el primer paso ¿Con ganas de empezar?

Pellentesque id nibh tortor id aliquet lectus proin nibh nisl.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad